Estar informado por Email - To be informed by Email

Mostrando entradas con la etiqueta Apicultura general. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Apicultura general. Mostrar todas las entradas

5 de febrero de 2016

Greenpeace 'fotografía' la firma del vuelo de 250.000 abejas - Greenpeace 'photography' signature flying 250,000 bees.


Greenpeace 'fotografía' la firma del vuelo de 250.000 abejas para reclamar todos los plaguicidas que las amenazan

La organización Greenpeace ha capturado con un software el movimiento del vuelo de 250.000 abejas y lo ha convertido en firmas, con las que estos polinizadores piden la prohibición de todos los plaguicidas que son una amenaza para su supervivencia.


De este modo, la ONG contará con el 'apoyo' de la firma de 250.000 abejas para reclamar a la Unión Europea que mantenga y refuerce las prohibiciones actuales y a España a establecer una hoja de ruta para prohibir otros plaguicidas peligrosos y que están autorizados, para apoyar "decididamente" la agricultura ecológica y aumente los 7,6 millones de hectáreas la superficie de agricultura ecológica en 2020.

La ONG recuerda que en España están autorizados más de 300 productos peligrosos para las abejas y que el 70 por ciento de los principales cultivos depende de su polinización.

El proyecto 'Su futuro también es el nuestro' es la iniciativa con la que ha "trackeado" las firmas de la abejas mediante un software específico. "Personas y abejas estamos juntos en esto. Es una lucha común", ha explicado el responsable de la campaña de agricultura de Greenpeace España, Luis Ferreirim.

Además, ha dicho que tras capturar el vuelo y transformarlo en 250.000 firmas, estas son "auténticas obras de arte" e invita a sumarse a las abejas y firmar la petición en Internet: https://salvalasabejas.greenpeace.es/.

Así, ha añadido que cada que alguien firme la petición su firma se asociará a una de las 250.000 abejas y el usuario podrá tener una imagen de ambas firmas para descargarse y compartir en sus redes sociales.

LOS TRAZOS DE LA CAMPAÑA

Las abejas cuando vuelan dejan un trazo invisible en el aire, como si fuese una firma, así que esta campaña propuso materializar ese movimiento y dibujarlo. Para lograrlo se desarrolló un software que trackeara los movimientos de estos insectos ante las colmenas a tiempo real y convirtiera su vuelo en metáfora de sus firmas. Las rutas de las abejas han resultado ser elegantes líneas vectorizadas, pequeñas obras de arte.

Además, a través de un brazo robot, que en tiempo real pintaba con tinta y pincel las firmas se han plasmado 100 de ellas en láminas, que más adelante formarán parte de una exposición.

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

20 de diciembre de 2015

INCREMENTAR EL NÚMERO DE COLMENAS - INCREASE THE NUMBER OF COLONY.

INTRODUCCIÓN.
Para el apicultor es un reto incrementar el número de colonias de abejas, especialmente si hubo adquirido solo unas cuantas, pues en los últimos años es más probable que el número de colmenas disminuya a que se multiplique, debido a las tendencias naturales de enjambrazón y emigración de las abejas africanizadas, a diversas enfermedades y parasitosis (primordialmente varroasis), y a que la deforestación va en aumento. 







Para contrarrestar tal tendencia es necesario un buen manejo general, que incluya:
Cambio de reinas cada año o año y medio; diagnóstico y tratamiento de enfermedades y parasitosis dos veces al año después de cosechar; alimentación de estímulo previo a una floración principal, y renovación de panales cada cuatro a seis ciclos de producción.

Si además, el apiario se encuentra en zona con suficiente flora que produzca néctar y polen y/o si las colonias se movilizan siguiendo las floraciones, el número de colonias podrá incrementarse a voluntad del apicultor hasta en un 100 por ciento cada año.


TECNOLOGÍA.
En apicultura, para “multiplicar el número de colmenas, hay que “dividir” las colonias, colocando a cada porción una reina, y siempre es necesario que tales colonias tengan una gran población de abejas y además contar con:

- Colmenas “nuevas” (“colmena”, es la serie de cajas en las que habita la colonia de abejas; no es necesario que sea estrictamente “nueva”, es suficiente con que la colmena esté en buenas condiciones)

- Bastidores con cera estampada o trabajada (en buenas condiciones)

- Reinas “nuevas”

En algunos casos, conviene trasladar la división a otro apiario.

Además, se debe considerar que:
Cuando hay tiempo cálido, sin mucho viento ni lluvias y hay floración (generalmente en primavera), es cuando las colonias tienden a enjambrar y la división se facilita.

Si las colonias tienen seis o más panales con cría, la colonia se puede dividir dentro del mismo apiario; de lo contrario, aun con una gran población de abejas, es preferible cambiar de locación porque las abejas tenderán a regresar al sitio original dejando a la porción dividida demasiado débil. 

Si una colonia tiene siete u ocho panales con cría (PC), la colonia puede originar dos colonias adicionales, una sola con abejas adultas y dos divisiones con 3 ó 4 PC.

En las divisiones con cría, será necesario revisar y destruir toda celda real que las abejas formen, para que mejore la aceptación de la reina nueva.

Se requiere alimentar artificialmente a las divisiones con jarabe y polen o substituto de polen.


Existen tres períodos en que se puede efectuar esta operación: a) antes, b) durante y c) después de una floración importante (después de la cosecha).

Antes de la Floración.
Las colonias requerirán ser alimentadas para estimular a una gran producción de abejas.

La principal ventaja es que en esa época los trabajos de campo son relativamente pocos y, si se le colocan bastidores con panal y no solo con fundación de panal, es posible cosechar miel en la próxima temporada.

Durante la Floración.
Al ser la época de multiplicación natural de las colonias, es mucho más fácil, con la ventaja que se controla la enjambrazón y es época propicia para que las colonias trabajen la cera y se pongan fuertes para la “siguiente” cosecha.

Después de la Cosecha.
Generalmente hay muchas abejas adultas, pero poca cría, porque las abejas estuvieron almacenando miel y no dejaron espacio para la postura. Las nuevas colonias deberán trasladarse a otro apiario.

Este período es de mucho trabajo porque se debe revisar la presencia de reinas y reparar material averiado, además, es cuando se recomienda dar tratamiento para las diferentes enfermedades y parasitosis de las abejas.

Por otra parte, al haber finalizado la floración, no es fácil que las abejas trabajen la cera estampada.



Incremento del número de colmenas cuando hay cría. 
Consiste en colocar las “nuevas” colmenas en el sitio donde vayan a quedar, alejadas algunos metros de las colonias originales.

En las nuevas colmenas se pasan tres o cuatro panales con cría (por lo menos la mitad que sea operculada) y todas las abejas que estén pegadas. Cada porción dividida deberá tener dos panales con miel y polen y/o se debe alimentar artificialmente con jarabe y polen o substituto de polen.

Se reduce la piquera a un mínimo:
La colmena en el sitio original queda con al menos cuatro panales vacíos y alimento. A esta colmena van a regresar todas las abejas que ya vuelan, mientras que en las nuevas colonias, habrá solo abejas jóvenes.

Después de una hora, más o menos, se revisa(n) rápidamente la(s) colonia(s) nueva(s) y con facilidad y generalmente sin piquetes, se encontrará la reina original, la cual se debe devolver a su colmena. A todas las demás divisiones se les introducirá una reina “nueva”. Esto se hace así porque las abejas jóvenes, aceptan más fácilmente a las nuevas reinas.

Mutiplicación del colmenar cuando no hay cría.
- Colocar una colmena vacía y la original en el sitio de ésta (se mueve un poco) de manera que las abejas entren indistintamente en cualquiera de las dos colmenas.

- Poner la mitad de los panales en la colmena vacía y al mismo tiempo.

- Revisar donde quedó la reina.

- En donde no quedó, poner una reina nueva en una jaulita con suficiente candy para que salga en tres o cuatro días.

En la noche se cierra la piquera y se traslada la división.

Por: Teresa B. García P Campo  e-mail: logar@acnet.net

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

6 de diciembre de 2015

PERU: La miel de abeja, un potente antibacteriano, energizante y antioxidante.

En Chanchamayo, Peru, presentan el Manual del Apicultor, actividad económica que puede ser muy rentable.

Textos: Javier Ramos | Fotos: Javier Ramos.

La apicultura en la provincia de Chanchamayo, Perú, cumple una función en la economía del poblador rural, el promedio de producción varía entre 5 a 15 kilos por colmena y está dirigido hacia el mercado de Lima. Sus zonas de producción están ubicadas en pisos ecológicos entre 500 a 2000 metros sobre el nivel del mar.

La municipalidad de Chanchamayo entregó a los apicultores un manual donde se muestra el manejo, sanidad, alimentación y mejoramiento genético para que los apicultores puedan mejorar su producción y economía.

En la provincia de Chanchamayo se viene ejecutando el proyecto: Mejoramiento de la Producción y Productividad Apícola en la provincia de Chanchamayo a través de la gerencia de desarrollo económico y la Asociación de Apicultores de la provincia de Chanchamayo.

El manual ha sido preparado por Felipe Landa Chagua, apicultor con 25 años en el rubro apícola, y será entregado a todos los miembros de la asociación para que tengan una mejor producción y manejo genético.

Felipe Landa manifestó que la miel es un potente anti bacteriano y elimina rápidamente a los hongos y bacterias, además es energizante, antioxidante y previene enfermedades de resfrío. "Pero cuando se ingiere miel adulterada hace daño al organismo sobre todo da gastritis, es necesario que se elimine la miel adulterada del mercado, el problema mayor radica en que las personas no saben diferenciar la miel de buena calidad de la adulterada y es necesario hacer una campaña de conocimiento de la buena miel de abeja que está aumentando la producción en selva central", indicó Landa.

También dijo que las fumigaciones y herbicidas son nocivas para las abejas, pero esto se está superando con tecnología.

Fuente: http://diariocorreo.pe/ciudad/la-miel-de-abeja-potente-antibacteriano-energizante-y-antioxidante-637739/

15 de noviembre de 2015

La cera y la miel de las abejas se usan desde hace 9.000 años

Identifican restos de este producto en vasijas del Neolítico halladas en Turquía | La apicultura se expandió por Europa, norte de África y Oriente Próximo en paralelo a la agricultura y ganadería.

Los primeros agricultores y ganaderos del Neolítico ya utilizaban la cera de las abejas para fabricar cosméticos, medicinas, impermeabilizar recipientes e incluso como aglutinante en flechas. Y seguramente, también consumían miel, revela un estudio publicado en la revista Nature.

El análisis de la huella química que deja la cera en vasijas y otros recipientes ha permitido a un equipo internacional de investigadores situar el inicio de la apicultura hace 9000 años en la península de Anatolia, en Turquía, en el mismo periodo y área geográfica en que se comenzaron a cultivar plantas y a domesticar animales.


También han podido comprobar cómo el aprovechamiento de los productos de este insecto, Apis mellifera, se fue extendiendo por Europa, Oriente Próximo y norte de África en paralelo a la agricultura y la ganadería.


“Este trabajo reúne pruebas de la presencia de cera de abeja en las vasijas de cerámica de los primeros agricultores de Europa. Hemos encontrado estos componentes químicos atrapados en la arcilla de 6.400 fragmentos en más de 150 yacimientos arqueológicos”, explica a Sinc Mélanie Roffet-Salque, de la Universidad de Bristol (Reino Unido) y autora del trabajo, en el que también han participado investigadores españoles.

“Parece lógico pensar que estuvieran también consumiendo miel, aunque como este alimento no deja una huella biológica tan identificable como la cera no lo hemos podido identificar”, señala a Big Vang Alfonso Alday, investigador y profesor del Área de Prehistoria de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), coautor del estudio.

Pintura rupestre en la Cueva de la araña, en Bicorp, Valencia

Hasta el momento la relación de las abejas con los humanos se conocía sólo a través de escenas plasmadas en pinturas rupestres, como la figura humana que parece recolectar miel de un rusco en la Cueva de la Araña (Patrimonio de la Humanidad), en Bircorp (Valencia) o en grabados del antiguo Egipto. “Esta es la primera vez que se consigue identificar y datar su uso de forma científica. Y estamos muy sorprendidos por su antigüedad, más de la que esperábamos”, destaca Alday.

En concreto, los expertos de la Escuela de Química de la Universidad de Bristol, que han liderado el proyecto, lograron detectar restos de cera en ollas de cocina procedentes de un yacimiento arqueológico turco del 7000 AC, localizado en el mismo área del asentamiento de Çatalhöyük, considerada la primera ciudad de la humanidad, y del que procede una representación pictórica de un nido de abejas.

Desde ahí, los investigadores pudieron cartografiar la extensión de la apicultura hacia los Balcanes y Grecia, en donde detectaron restos de moléculas grasas de este producto que datan de entre el 5300 y el 4600 aC, y de fechas similares hallaron también presencia de cera en arcillas en Europa Central.

“El uso de los productos de la abeja avanza conforme se difunde la agricultura y la ganadería. La actividad humana de domesticar plantas y animales fue transformando el paisaje, puesto que se deforestaban bosques para ganar espacio para pastos y campos de cultivo. De esta forma se crearon paisajes de sotos y flores que las abejas aprovecharon para ir,poco a poco, expandiendo su hábitat natural”, declara Alday.

Paradójicamente, aunque se analizaron 130 recipientes procedentes de la Península Ibérica no se encontró resto alguno de cera. “Que no se haya encontrado no quiere decir que no se usaran. Es lógico pensar que las abejas también tenían un hábitat favorable para su desarrollo aquí desde el arranque de la agricultura peninsular, lo que ocurre en el 5500 aC”, afirma Alday.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/ciencia/planeta-tierra/20151112/54438798738/neolitico-cera-abeja.html#ixzz3rNFg2A9H

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified